.ag0nistika.

sola.

by ag0nistika

Cuando los suspiros pellizcan el corazón,

la ira duerme sola.

 

Si de trasfondo tu cuerpo me acaricia,

cuando yo aun no he despertado,

te dejaré amarme, te dejaré esconderme.

Si cuando despierte tú no te has marchado,

traspongo toda mi alma a la punta de mis dedos,

paseo todo tu ser y cuando duermas

mis manos ríen el baile,

poema,

sonrisa,

de mi propio descubrimiento.

Recuerdo

by ag0nistika

Recuerdo aquel día. La primera vez que me llamaron tus ojos. Recuerdo apartarme de un solo paso todos los rizos que cubrían mi cara, segundos antes de conocerlos.

.y la brisa de los sueños como música de fondo.

.desnuda.

by ag0nistika

Cuando me desnudo también siento doloridas las yemas de mis dedos cansadas de desatar.

 

.en.eL.espej0.

by ag0nistika

 

.Bukowski tenía raz0n. No se sabe si un text0 es reaLmente buen0 hasta 18 días despues.

.mi.deLiri0.n0.tiene.títuLo.nºinfinit0+4.

by ag0nistika

.me esk0nd0 y eskuch0 Las oLas. deL sus0dich0 de tí. me viene y se me va.
.junt0 a La kabeza.

.recuérdate.

by ag0nistika

.pensaba escribirme pero me bastó con el título.
.me echo de menos.

 

.vah0.

by ag0nistika

El líquido de danzar por su cuerpo,

la soberbia caricia de una cascada en su espalda,

la incertidumbre de un interior anonadado

al encontrar que un rizo dibujaba

un corazón partido en su vaho.

lsj

.2o12.

by ag0nistika

Tengo la sensación de que ha sido uno de los años más largos de mi vida. Quizás porque han pasado millones de cosas, lugares, personas, animales y sensaciones por este planeta que hace llamarse cerebro. Muchas arañas han repetido su tela. Pero esta vez yo dejé de limpiarme y me volví un poco gris. Deje de creer un poco en todo. Odié la política más que nunca, la gente, obligaciones, incertidumbres y desajustes. Corté casi todos mis hilos y con los que sobraron me envolví escondiéndome como un ovillo haciendo lo que más me gusta, mirar al mar. Por suerte empecé a sentirme un poco apretada y decidí salir. Resulta que ya no necesito repetir los rituales de la felicidad. Estoy segura de que el botón de automático sigue apretado por siempre. Me sorprenden todavía las emociones, así que sigo sin querer parar a descansar. Estoy repleta de sonrientes secretos que tientan aparecer en mis versos pero aun se quedan a madurar. Estoy completa de aire fresco, tornados, vapores, colores ahumados, relámpagos y lluvias, de verdadero sol. De millones de estrellas intermitentes. Y la luna, la luna siempre está.

.stanby.

by ag0nistika

 
A menudo me dejo caer sobre mis últimas palabras,
me agarro a ellas como a una enredadera
y por más que me dé prisa, no llego a adelantar.
Se me escapan de las manos.

Soy un soplo de viento parado en el tiempo.

y yo que no quiero sentir nada,
no puedo dejar de sentir lágrimas en mis manos,
lágrimas en mi frente.
no dejo de engancharme a las miradas de la noche,
tartamudeos de un mudo deseo,
todas tan extrañas,
todas dicen lo mismo.
quiero leerte tus ojos,
llover en tu reflejo.

 

 

.Sueño.

by ag0nistika

Un día se fue muy lejos. Recuerda que la última vez que lo vio vestía de invierno, no demasiado elegante y con bufanda y gorro de lana.  Él la miraba vacío y no quiso dirigirle  ni una palabra. Su alma quedó sellada, ciega, sorda y muda. Casi sentía las cadenas agarrar su pecho cada día que respiraba, pero se desenvolvía sin ningún problema en el acto del día a día. Su sonrisa, nunca hizo migas con su corazón. Aquella mañana recibió una carta mientras dormía:

No entiendo el porqué de tus réplicas.
Quizás un día prefería no hacer nada.

No deberías desear cambiarme.

                                       Sueño.

Perpleja, cerró los ojos, y retrocedió por un túnel hacia la nada. Cogió papel y boli, cada frase que escribía se desordenada. la magia la castigaba. No entendía. Nunca, nunca desearía cambiar nada.
-Lo.que.más.me.duele.es.que.puedas.pensar.eso.de.mí.- Derrotaba la impotencia.