.ag0nistika.

Categoría: historias

.Los.misteri0s.de.Los.dese0s.

by ag0nistika

.hábLame. ent0nces La vida, ke ese día estaba vestida de gris, sentada en una pekeña silla de madera pintada de blanco y pegada a la ventana; sigui0 mirand0 eL h0riz0nte. fui y0 La ke me acerke a eLLa y le ap0yé una man0 en eL h0mbr0 mientras nisikiera me miraba. miré por su ventana. un fin0 cipres puntiagud0 kasi me saLudaba con un sign0 de exkLamaci0n ke empezaba. y0 no sabia akabar. eL cieLo si parecia saberLo, ennegreciend0 kada mota de su azuL. empobreciend0 Las Luces deL soL esk0ndid0. para ke Le cierras Los oj0s si no moLesta akí.

.Carta.a.un.j0ven.p0eta.

by ag0nistika

 

VIII

Borgeby Gard, Fladie (Suecia), 12 de agosto de 1904


Quiero volver a hablarle un rato, querido señor Kappus, aunque yo casi nada sepa decirle que pueda procurarle algún alivio. Ni siquiera algo que alcance a serle útil. Usted ha tenido muchas y grandes tristezas, que ya pasaron, y me dice que incluso el paso de esas tristezas fue para usted duro y motivo de desazón. Pero yo le ruego que considere si ellas no han pasado más bien por en medio de su vida misma. Si en usted no se transformaron muchas cosas. Y si, mientras estaba triste, no cambió en alguna parte -en cualquier parte- de su ser. Malas y peligrosas son tan sólo aquellas tristezas que uno lleva entre la gente para sofocarlas. Cual enfermedades tratadas de manera superficial y torpe suelen eclipsarse para reaparecer tras breve pausa, y hacen erupción con mayor violencia. Se acumulan dentro del alma y son vida. Pero vida no vivida, despreciada, perdida, por cuya causa se puede llegar a morir.

 

Leer el resto de esta entrada »